DOMUNI UNIVERSITAS

Day for Night

LA (DES)EDUCACIÓN DE CAMERON POST (The Miseducation of Cameron Post, USA)

LA (DES)EDUCACIÓN DE CAMERON POST (The Miseducation of Cameron Post, USA) 21 de Agosto de 2019

    Construir el propio carácter siempre es tarea difícil para cualquier adolescente, porque aún no sabe calibrar por sí mismo los límites entre su pulsión real y sus ansias de obtener un lugar en el mundo. Por otra parte, se entiende hoy por hoy la legítima cautela, o el miedo, de los progenitores ante la posibilidad, o la realidad, de que si sus vástagos son homosexuales puedan tener una existencia más complicada que si fueran heterosexuales. Pero supone una barbarie pretender u obligarlos a cambiar su naturaleza o sus gustos mediante terapias, como si fueran apestados.

    La (des)educación de Cameron Post (2018), basada en una novela de E.M. Danforth, está ambientada en los USA de principios de los noventa. Presenta un catálogo de adolescentes, a los que les une su tendencia sexual repudiada por unos familiares que los envían a una granja de reeducación sexual, o campamento normativo.

       Su directora, Desiree Akhavan, posee la capacidad de manejar un tema que no tiene ninguna gracia mediante un tono que no excluye la incisiva punzada irónica. Aplica el humor de una mirada sofisticada y perpleja sobre el microcosmos de estos campamentos religiosos de reeducación, sin olvidar la estratégica y necesaria inflexión dramática destinada a recordar que todo esto no sólo ocurrió, sino que actualmente sigue ocurriendo, y no precisamente en algún planeta extraterrestre, sino, tristemente, dentro de nuestras sociedades democráticas occidentales. El despertar sexual, el bullir hormonal propio de la adolescencia, al ritmo que marca su noventera banda sonora, convierten este film en un agradable, si bien poco original, canto a la libertad.

       Actualmente la industria cinematográfica estadounidense ha cambiado y el principal reducto de exhibición no se encuentra en los cines, sino en las cadenas de streaming, y muy especialmente en Netflix. Otrohora, la estética y el argumento de esta película, ganadora en Sundance, tendría un recorrido y una reputación en los circuitos indies que, probablemente ahora se le negará. Suerte que por lo menos no ha corrido la recientemente Identidad borrada (Boy Erased, USA 2018), de muy similar temática y basada en los escritos autobiográficos de Garrard Conley.

       Estamos pues ante una denuncia de esos centros de reeducaciòn sexual (por esa "terapia de conversión" han pasado unos 700.000 jóvenes en USA y 36 de sus Estados permiten legalmente realizar terapias de conversión a menores de edad en esos centros, generalmente de marcado carácter ultrarreligioso; es terrible que se presuponga que podemos ser reprogramados a voluntad), pero también una denuncia de la intolerancia, homofobia, represión, etc.



« Más recientes Más antiguos »